¡Esperanza!

Se abre una esperanza a que España, nuestra patria, la de todos, se ponga en marcha, deje atrás esta penosa etapa, rompa con sus demonios y se levante. Es tarea de todos conseguirlo… menos de la anti-España, siempre rancia, que sólo busca el enfrentamiento y la ruina… incluso, estúpidos, de ellos mismos.

Compartir

Todos ustedes conocen los resultados de “las andaluzas”. No vamos a repetirlos; como tampoco vamos a comentar las tonterías ya más que rancias que dicen los líderes políticos sobre ellos, porque ya está bien. Nosotros vamos, como siempre, a mirar hacia adelante, vamos a darles nuestra opinión, sabiendo que cada uno de ustedes tiene la suya que vale, posiblemente más que la nuestra. Compartámoslas unas y otras.

Hay un cambio, de verdad, en España. La caída estrepitosa de la anti-España en Andalucía, su feudo durante décadas, evidencia lo que va a suceder donde nunca lo ha sido, porque ya está también bien de soportar a esa anti-España anormal, intelectual e ideológicamente indigente, carroza, arcaica, que ve el mundo con orejeras, degenerada, totalitaria, dictatorial, que sólo busca provocar desigualdades y enfrentamientos para, a río revuelto, ganancia de pescadores. España necesita una izquierda, porque haberla, por desgracia, tiene que haberla, pero NACIONAL, ESPAÑOLA, DEMOCRÁTICA, NORMAL.

En cuanto a la derecha y/o centro, al liberalismo traidor pepero, antinacional igual que el de la izquierda señalada, asistimos, no lo duden, y lo hemos escrito ya varias veces, a su desaparición igual y por lo mismo que aquella UCD, pues como ella, el PP, ha sido también mil veces traidor a España y a sus votantes, cobarde, puñalero, egoísta, corrupto, materialista, cicatero.

La mezcla coctelera de Ciudadanos, correa de trasmisión del PP, heredera de sus defectos y no de sus virtudes… porque el PP nunca tuvo ninguno, que no se crea lo que ve, porque los españoles están cansados de veletas, de escurridizos, de decir siempre lo que a cada cual le gusta oír, sin base ideológica, ni espiritual, ni patriótica.

¿La estrella? VOX, no cabe duda, que irrumpe con una fuerza que nadie esperaba, mayor aún si cabe por ser en Andalucía. ¿Por qué? Porque habla español y en español en todo, porque abre una esperanza a que España logre normalizarse, hacerse actual y mirar hacia adelante, hacia el futuro, con ilusión, con unidad, sin complejos, reconociendo virtudes y defectos, pero con la mira puesta en ampliar aquéllas y reducir éstos.

Hay un cambio. Los españoles están hartos de demagogias, mentiras, corruptelas, traiciones, estupideces y demás. Hay que salvar España porque si desaparece como quieren muchos, ya nada valdrá nada, nadie ganará, ni los que queriéndola destruir creen que sí.

Izquierda y derecha, con sus matices tienen que entender, más les vale, el mensaje de “las andaluzas” que es muy simple y claro: España, España y España. Una sola España, en respetuosa libertad, en la que cabemos todos respetándonos, mirando los unos por los otros, con diferencias, claro, pero que no supongan dejar suelto al cainísmo que llevamos en nuestro interior, esa anormalidad genética que nos ha destrozado tantas veces y nos ha impedido ser la más importante nación de Europa, ser una España grande, como fuimos en su momento precisamente por marchar unidos y en hermandad, con nuestros matices, que unidad y hermandad no significa “uniformidad”. Ah, claro, por supuesto, en España cabemos todos menos… la anti-España, sea de izquierdas o de derechas, que de las dos la hay como se ha demostrado.

Bienvenido VOX, aire fresco y esperanza; enhorabuena por el trabajo duro bien hecho, por la inteligencia. Gracias por esta victoria que los españoles, todos, menos la anti-España, de izquierda o de derechas, necesitábamos para levantar los ánimos y recuperar… la esperanza.

Compartir

4 thoughts on “¡Esperanza!”

    1. Estimado seguidor: Eso es lo principal, rezar, orar por España, por su conversión, porque la oración es esencial para todo y para esto puede que más. Saludos cordiales

  1. Ha habido alguien que, desde posiciones ideologícas, no voy a decir que próximas al nazismo, pues por Dios que las rebasa a juzgar por los ladridos que emitían las frecuencias supuestamente católicas que le invitaron un día a salir del anonimato en que languidecía a mayor gloria del recato, se ha atrevido a publicar un artículo suyo bajo el título de:
    “En España empieza a amanecer”.
    Se refiere claro, al sol (con minúsculas) que parece que sale ahora por Antequera con nombre de Versión Original. X.
    La respuesta al panfleto del hitleriano y votante de VOX (disculpe el oximorón si es que lo es), por parte del Jefe Nacional de Falange Española de las JONS, es digna de ser repetida en el entorno de éste su medio, no porque guarde similitud alguna con el del oximorón, sino como complemento al panegírico publicado por El Español Digital, aunque el homenajeado siga vivo.
    Porque, me disculpará mi querido director de El Español Digital, y si no me disculpa, basta con que no publique éste ya insufrible y largo comentario, me temo que VOX morirá sin cumplir nada, con la misma apatía que mata todo lo flojo, lo democrático. Lo deja entrever muy bien su artículo: morirá como estaba previsto que muriera UCD y brotara el hongo “apero” en su cadáver, y lo mismo que después el “pepero” parasitó sobre los restos de Fraga (fraga, para quien no lo sepa es un bosque gallego propicio para las setas).
    Y está muy bien, reitero, lo que expone su artículo, porque si AP avanzó hasta el infinito después de un autogolpe destinado a salvar al Campechano, VOX va camino de salvar al Preparado (aunque la falsa bandera tenga ésta vez acento catalán).
    En fin, sin más, la respuesta al nazi votante de Vox (y espero que ninguno de sus lectores se de por aludido):
    “Tu insistencia en deslizar un paralelismo entre el indudable triunfador de las elecciones de ayer -felicidades por ello- y Falange Española, además de resultar evidentemente erróneo comparando los presupuestos ideológicos de unos y otros, puede tener la virtud de molestar a ambos.
    La única vez -que yo sepa- que un dirigente de Vox se ha referido a Falange Española públicamente fue para insultarla miserablemente, diciendo que somos lo mismo que la chusma criminal etarra. Un insulto que le descalificaba a él más que a nosotros, sin duda.
    Entiendo que a Vox le falten los poetas. Los falangistas es casi lo único que tenemos. Pero utilizar los himnos y los referentes de otros no es lo adecuado para cantar las victorias de un partido tan celoso de la propiedad privada.
    Tienes el talento suficiente para crearle a Vox un himno propio. Ponte a ello y déjanos a los falangistas, ya que no tenemos victorias que celebrar, que al menos podamos seguir cantando el himno que compusieron nuestros fundadores”.

    1. Estimado seguidor: mil gracias por su comentario, que publicamos encantados, porque esta es su casa, como la casa de todos los españoles que con la debida corrección y respeto, aún con palabras fuertes que no nos asuntan, expresen su opinión sobre esta nuestra patria y sobre lo que ocurre en ella, siempre pensando en su bien. Los españoles debemos aprender ya de una vez una cosa: a discrepar sin intentar imponer, sin retirarnos el saludo, sin mirarnos mal y desearnos peor, sin escupirnos a la cara, sin apuñalarnos por la espalda, sin que la sangre, siempre tan preciosa y cara, se derrame y llegue al río, aprender a rechazar a los que, como estamos viendo de nuevo, son los únicos y verdaderos enemigos de España y de todos nosotros. Mil gracias por sus comentarios. Aceptamos colaboraciones de artículos, faltaría más. Saludos cordiales

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*